Piensa salir del Colombia

 

Trámite de documentos

 

 

 

El Congreso aprueba una histórica ley que saca del olvido a los 4,5 millones de colombianos que viven en el exterior

Colombianos celebran el 20 de julio en Madrid

El Congreso colombiano aprobó ayer la conciliación del proyecto de ley 016, que establece un Sistema Nacional de Migraciones, un texto que pone las bases para que nuestro país tenga por primera vez una Política Pública de Migraciones.

Se trata de una ley histórica para los 4,5 millones de colombianos repartidos por todo el mundo, que han tenido que soportar la indiferencia institucional en uno de los estados con mayor índice de migración en la región andina y la más antigua de todas.

El Sistema Nacional de Migraciones tiene como objetivo acompañar al Gobierno Nacional en el diseño y ejecución de políticas públicas destinadas a fortalecer los vínculos de Estado con las comunidades colombianas en el exterior para fomentar la migración ordenada.

De igual manera, se plantea la creación de un Vice ministerio de Migraciones y Desarrollo en el seno del Ministerio de Relaciones Exteriores, así como la creación de una Mesa Nacional de la Sociedad Civil donde tendrán asiento las ONG, la academia, el sector privado y las organizaciones de colombianos en el exterior.

El Sistema Nacional de Migraciones contará con un Fondo Especial para apoyar económicamente los casos especiales de vulnerabilidad, una antigua aspiración de las colonias migrantes, acostumbradas a realizar dramáticas colectas y rifas para pagar la repatriación de un cadáver o conseguir medicamentos urgentes. Este Fondo Especial se financiará con una parte de los ingresos percibidos por los Consulados.

Uno de los puntos más revolucionarios de la ley 016 es el que abre la puerta a que los colombianos en el exterior puedan participar políticamente en igualdad de condiciones a las del resto de los colombianos. En la actualidad, los migrantes sólo pueden elegir al presidente de la República y al representante a la Cámara por la circunscripción internacional. Con la nueva ley en la mano, se establece la posibilidad de que en el futuro puedan votar por alcaldes y gobernadores de sus lugares de origen.

AESCO Colombia ha trabajado de la mano de los legisladores para alcanzar este reconocimiento a la participación política de los migrantes en el desarrollo regional. “Esto es un logro importantísimo porque puede romper la politiquería regional y nacional”, señala Álvaro Ruge, presidente de AESCO Colombia. “La mayoría de los migrantes ha visto mejores niveles de democracia, lo que contribuiría a modernizar nuestras costumbres democráticas y electorales”, agrega Ruge, que cree que estamos ante una oportunidad histórica para que los colombianos en el exterior abandonen el escepticismo frente al país y se impliquen con su desarrollo.

Tras el éxito de la aprobación de la ley 016 viene el gran desafío de las organizaciones de colombianos en el exterior: conseguir que no se quede en buenas intenciones.

Conscientes de la importancia de este reto, cincuenta asociaciones de inmigrantes de España reunidas el pasado fin de semana en Valencia hicieron un llamado al Gobierno colombiano para que la ley 016 “no se convierta en papel mojado”. “Necesitamos que el presidente Santos sancione la ley y le dé el desarrollo necesario. Ya es hora de que Colombia cuente con un marco legislativo que proteja a sus migrantes como sucede desde hace años en Ecuador, Paraguay o Chile”, afirmó Yolanda Villavicencio, ex diputada de origen colombiano en el parlamento de Madrid.

La ley 016, que nació del documento CONPES 3603, contó con el impulso –en sus distintas etapas- de los congresistas Alexandra Moreno Piraquive, Manuel Enríquez Rosero y Juan Carlos Martínez.

 

Centro de información al migrante

CALI

Tel: 321 8168942 - 314 7129067

Calle 9 No. 5-72 oficina 210

Carrera 9 con calle 10

PEREIRA

Tel: (6) 3251262 - 321 8168942

 

Carrera 5 # 20-28